¿Está en crisis?

Si usted o alguien que usted conoce está en una crisis suicida o angustia emocional, llame al:

1.800.273.TALK
1.800.273.8255

¿Cómo podemos ayudar?

El centro de crisis puede proporcionar servicios de salud mental para:

  • Pensamientos suicidas
  • Información sobre suicidio
  • Información sobre
    enfermedades o salud mental
  • Abuso de sustancias/adicción
  • Ayudar a un amigo
    o ser querido
  • Problemas de relaciones
  • Abuso/Violencia
  • Problemas económicos
  • Problemas de orientación sexual
  • Enfermedades físicas
  • Soledad
  • Problemas familiares

¿Cómo puedo llamar?

Estamos disponibles las 24 horas del día, los 7 días de la semana.

  • Marque 1.800.273.TALK (8255)
  • Usuarios de TTY: 1.800.799.4TTY (4889)
  • Para obtener asistencia en español durante las 24 horas, llame al: 1.888.628.9454

 

¿Está en crisis?
Acerca de network180

Acerca de network180

Un mentor comparte la experiencia de enfrentar una enfermedad crónica que ayuda a otra persona que vive con esquizofrenia.

Una familia que lucha con un hijo que tiene problemas en la escuela y en casa aprende nuevas habilidades para enfrentar la situación.

Una persona con parálisis cerebral crea un negocio y sorprende a la familia y a los amigos.

Treinta días sobrio para una persona que lucha contra el alcohol conduce a un trayecto de diez años de recuperación que incluye nuevas relaciones, empleo significativo y muchos aportes a la comunidad.

Al igual que la diabetes, las enfermedades cardíacas u otros problemas de salud física, las enfermedades mentales y los trastornos por el uso de sustancias pueden tener causas biológicas y síntomas específicos. Éstos pueden causar problemas físicos, dañar las relaciones e interferir con la familia, la escuela y el empleo. Una discapacidad de desarrollo puede hacer muy difícil aprender cosas que la mayoría de nosotros da por sentado, como por ejemplo atarse los cordones de los zapatos, contar hasta diez o incluso la capacidad de controlar movimientos físicos y hablar claramente.

La buena noticia es que la recuperación de una enfermedad mental o trastorno por el uso de sustancias es posible a través de apoyos y tratamiento. Si bien no existe una cura para una discapacidad de desarrollo, existe un sistema completo de servicios disponibles para ayudar a apoyar vidas autodeterminadas para niños, adultos, sus familias y amigos.